h1

Me Cansé de mi Novia

noviembre 3, 2008

Adaptado del Dr. Luis Palau

Tomado de www.certezajoven.com.ar

Amaba a mi novia, pero me cansé de ella y de ese amor. La verdad es que quiero terminar este noviazgo, pero no sé cómo hacerlo.

En vez de recomendarte qué pasos debes tomar para terminar con este noviazgo, prefiero tomar otro ángulo. Quiero hablarte acerca de lo que es el verdadero amor. Naturalmente te recomiendo que termines el noviazgo, porque si no amas a esta pobre joven, no debes partirle más el corazón. Menos mal que son tan sólo novios y pueden concluir esta relación.

Quiero transmitirte algo acerca del amor. A continuación te doy una descripción del mismo; la más bella que jamás he leído, y dice lo siguiente:

“El amor es paciente, es benigno; el amor no es celoso ni envidioso; el amor no es presumido ni orgulloso; no es arrogante ni egoísta ni grosero; no trata de salirse siempre con la suya; no es irritable ni quisquilloso; no guarda rencor; no le gustan las injusticias y se regocija cuando triunfa la verdad. El que ama es fiel a ese amor cuéstele lo que le cueste; siempre confía en la persona amada, espera de ella lo mejor y la defiende con firmeza. Un día se dejará de profetizar, de hablar en lenguas, y el saber ya no será necesario. Pero siempre existirá el amor. Lo mayor de todo es el amor”

 

(1 Corintios 13).


¿No te parece estupenda esa descripción? La saqué de una traducción moderna de la Biblia. Porque la Biblia está llena de estas verdades hermosas. Me decías que te cansó aquel amor, y no amas más a tu novia. Pues te diré que el verdadero amor nunca deja de ser, siempre existirá. El que ama es fiel a ese amor cueste lo que le cueste. Siempre confía en la persona amada, espera de ella lo mejor y la defiende con firmeza.

No señor, el amor no muere, no desaparece, y del amor uno nunca se cansa.

Te has cansado quizás de un noviazgo apasionado, pero no del verdadero amor. Muchas veces nosotros hablamos del amor, y no tenemos la menor idea de lo que estamos diciendo. Hablamos quizás de una pasión, un entusiasmo, o un sueño juvenil, o a veces infantil también. El verdadero amor nunca deja de ser, dice la Biblia.

Para conocer el verdadero amor, tenemos que conocer a Dios en forma personal, porque la Biblia dice que Dios es amor (1 Juan 4). Si le abres tu vida a Cristo, estimado amigo, vas a encontrar que El va a llenar tu corazón con el amor divino, el amor eterno, el amor verdadero que te ayudará a amar a tu novia, tal vez no a ésta, sino a la que Dios te tenga preparada; y la vas a poder amar hasta la muerte, porque el amor de Dios llena el corazón, y nos da poder para amar aun a aquellos que nos odian.

Pídele a Cristo que venga a morar a tu corazón y conozcas el verdadero amor, pero se honesto con tu novia y dile que deseas terminar el noviazgo porque hasta ahora no conocías lo que era el verdadero amor. 

 

 

 

 

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: