h1

La Vida que agrada a Dios

diciembre 1, 2009

ppt

Realmente podemos concluir que el tiempo que vivimos la semana pasada en la gran Campaña de la iglesia de Cristo en La Vega, fue realmente bendecido. Fueron cuatro días en los que el Espíritu de Dios se manifestó de una forma impresionante tocando el corazón de cada uno de aquellos que asistimos. Para aquellos que somos cristianos fue un verdadero tiempo de reflexión acerca de la vida que estamos llevando, provocó en nosotros un análisis profundo sobre nuestra relación con Cristo y con su cuerpo que es la iglesia. Y que decir de los que no son cristianos, o debería decir no eran; ocho personas fuero bautizadas para el perdón de sus pecados y recibieron el don del Espíritu Santo y estoy seguro que muchas mas quedaron inquietas con lo que escucharon. Lo más importante de todo esto, es que la Palabra fue sembrada y es importante entender que el crecimiento lo da Dios, no nosotros. Ahora, podemos destacar muchas cosas de este evento y de cada conferencia expuesta; sin embargo creo que lo que mas impacto a todos los asistentes fue la ultima conferencia el día sábado; ¿Por qué? Pues realmente no lo se, aunque suene cómico es una respuesta que no me corresponde dar a mi. El tema fue claro, Cristo viene; pero la forma en que fuimos confrontados acerca de nuestra condición para recibir al Señor, fue lo que la hizo diferente, pudimos observar lagrimas, rostros frustrados y confundidos, otros a los cuales les volvía la esperanza y otros nerviosos y angustiados. De manera impactante la mitad de la audiencia pasó al frente atendiendo al llamado del predicador, algo realmente asombroso. El impacto que ha provocado en la congregación ha sido buenísimo, y estoy seguro que trascenderá por mucho tiempo. Pero para aquellos que están curiosos sobre el hombre que Dios usó para cumplir su propósito, pues les revelaremos su nombre, Ricardo Morán de la hermana Republica de El Salvador. Un hombre lleno de sencillez y humildad, que abrió su corazón al Señor y dejo que el Espíritu hablara a través de el. Simplemente podemos decir. Gloria a Dios, alabado sea el nombre de nuestro Señor Jesús, quien viene pronto por su iglesia. ¡Oh si! ¡Ven Señor Jesús!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: